acechar- asechar

acechar- asechar

Para aquellas personas que han consultado alguna vez sobre la correcta escritura de estos verbos, quizá sea una sorpresa saber que ambas son correctas… porque se trata de verbos parecidos, y coexistentes.

En efecto:

ACECHAR  proviene de una palabra latina que significa seguir o perseguir. Por ello, acechar quiere decir observar, aguardar cautelosamente con algún propósito.

El acecho es el lugar desde donde se acecha o se aguarda y estar al acecho espermanecer  observando o mirando a escondidas y con cuidado a alguien o algo.

En la mayoría de los casos es éste el verbo que se desea usar.

Ejemplo: “Un escenario acechado por la inflación y la puja por la distribución del ingreso, espera al nuevo gobierno”

ASECHAR tiene como origen el mismo verbo latino, pero el significado se reduce a poner o  armar asechanzas, y una asechanza se define, según el Diccionario, como el engaño o artificio  para hacer daño a alguien.

En los escritos de Santa Teresa de Jesús puede leerse: “ Procurad con todo solicitud vestiros las armas de Dios: para que podáis resistir a las asechanzas del enemigo.”