podrir – pudrir

Este verbo irregular (cuyo significado recto es hacer que una materia orgánica se altere y descomponga, y en sentido figurado se usa para  indicar que algo causa molestia o fastidio) tiene desde  la época medieval dos formas: podrir y pudrir .

En la actualidad han quedado, en algunos tiempos y personas, solamente las formas con –u , y en otros alterna con las variantes que se conjugan con –o .

Así pues, son correctas las siguientes flexiones del Modo Indicativo:

Yo pudro- Tú pudres- Él pudre- Nosotros pudrimos o podrimos- Vosotros pudrís o podrís- Ellos pudren.

Yo pudría o podría- Tú pudrías o podrías- Él pudría o podría-

Yo pudrí o podrí-

Ellos pudrirán o podrirán.

En cambio, todas las personas del  Modo Subjuntivo deben conjugarse con –u ( que yo pudra, que tú pudras, que él pudra, pudriéramos o pudriésemos, etc.)

El participio del verbo es podrido.

Para hacer referencia a la acción y el efecto de pudrir(se) los sustantivos que deben usarse son: podredumbre y putrefacción. Las variantes pudredumbre, podrición o podrimiento son anticuadas y deben evitarse.