rifa

Este sustantivo femenino proviene de un sonido onomatopéyico, rif, que significaba pelear. La rifa se entendía en los primeros tiempos como un juego consistente en sortear un objeto entre varias personas, y ello producía, lógicamente, una pelea para obtenerlo.