palabras

  • Dentro de la comunidad  del idioma  es decir, dentro de lo entendible( límite que está pared de por medio de lo infinito y del que no podemos quejarnos honestamente) el deber de cada uno es dar con su voz. El de los escritores más que nadie, claro que sí. Nosotros, los que procuramos la paradoja de comunicarnos con los demás por solas palabras – y ésas acostadas en un papel- sabemos bien las vergüenzas de nuestro idioma. JORGE LUIS BORGES
  • Pocos países ha de haber en el mundo como éste en que todo empiece con mayúscula, descienda luego a minúsculas  y termine invariablemente entre sarcásticas comillas: Libertad, Democracia, Patria, Profesor, Damas y Caballeros, Señor, Grandes Destinos de un Pueblo Joven y Vigoroso, Soberanía, Oíd el Ruido de Rotas Cadenas, Al Gran Pueblo Argentino Salud, Alta Magistratura de la Nación, el Pundonor de las Fuerzas Armadas. Para qué seguir: desde la letra casi íntegra de nuestro himno hasta la casi la totalidad de los discursos de nuestro(s) Presidente(s) y de los Honorables Legisladores. ERNESTO SÁBATO
  • ¡En este país no se sabe nombrar a tanta planta autóctona, por lo general! En cambio se les adjudica nombres rimbombantes y equivocados a tantas cosas… Así por ejemplo, en un suplemento de El Diario (febrero de 1908) dedicado a Mar del Plata ( “ De cómo una desolada playa de pescadores se transforma en Paraíso”) recuerdo haber visto un chalet un poco más grande que los que solían edificarse. Debajo de la fotografía leía el lector: “ Monumental palacio del señor X.” La casa en cuestión ni era monumental, ni presentaba el menor síntoma de ser palacio. Este tipo de inflación, tan común entre nosotros, desdibuja, ridiculiza y desvirtúa al país tanto como la otra desvaloriza la moneda. VICTORIA OCAMPO
  • La lluvia siempre fue un buen recurso para empezar historias. Produce un buen marco sonoro con su repiqueteo y hasta un fondo visual con esos jardines arrasados, esas calles serpenteantes de brillos acuosos. Lluvia es una palabra que casi se dice sola. DANIEL MOYANO
  • Ningún nombre define la totalidad de lo nombrado, todos los nombres son feos al principio, sonidos sin historia que se convierten en nombres cuando alcanzan la triste condición de una costumbre. DANIEL MOYANO
  • Dejar sobrevivencias, para eso sirven las palabras. DANIEL MOYANO